martes, 27 de enero de 2015

SAINT LAURENT, HEDI SLIMANE, Y LA COLECCIÓN INTERMINABLE

¿Quién necesita medias de compresión teniendo pitillos? Vamos a ser la primera generación sin varices gracias a Hedi Slimane.

El domingo pasado estuve con mis amigos en una lectura de autores, y con la intención de contrastar opiniones fuimos a cenar a uno de los restaurantes italianos más conocidos de Hamburgo. Entre la prosa, la lírica, el vino y el carpaccio, yo estaba más pendiente de mi reloj que marcaba las 20:00 que de la literatura alemana contemporánea. Mi cabeza estaba en París, donde tenía lugar el último desfile de la semana de moda masculina, y probablemente el más influyente. Sin ánimo de menospreciar la sesuda tertulia intelectual (que tras la primera botella iba perdiendo sentido), un servidor se escapó al aseo para ver el Twitter de los periodistas de rigor y las primeras imágenes de la colección de Saint Laurent por Hedi Slimane para el próximo invierno. ¡Por fin información frívola ligera e irrelevante!

Debido al temprano éxito de Yves Saint Laurent (con 21 años se convirtió en el director creativo de Christian Dior), en repetidas ocasiones confesó no haber podido disfrutar de su juventud, y de lo que más se arrepentía era de no haber participado en el movimiento beatnik.

A primera vista puede que parezca lo que decido bautizar como "la colección interminable". Todo apunta que Hedi Slimane sigue sacándole partido a los primeros bocetos que hizo al entrar en la griffe francesa. Del rock al grunge, del grunge al punk, y del punk al beatnik. El imaginario y los recursos de Hedi Slimane son bastante limitados, por decirlo de alguna manera, aunque no por ello menos efectivos. El señor que decidió mudar el estudio de París a Los Ángeles ni es moderno, ni reinventa el espíritu Saint Laurent, ni se reinventa a sí mismo. ¿A qué se debe su éxito?

Especialmente estos dos looks me recuerdan a Andy Warhol, la Factory y Velvet Underground. Andy Warhol e Yves Saint Laurent eran íntimos amigos, incluso el artista pop pintó un retrato del diseñador y de su perro.

En primer lugar el cambio de director creativo ha traído consigo una polémica tanto entre periodistas como entre sus clientes habituales. Stefano Pilati se había mantenido con un perfil bajo, diseñando para clientes que compraban en Saint Laurent desde que Catherine Deneuve era joven. Hedi Slimane ha tirado el trabajo de Pilati por tierra y sin entrar en detalles se ha pasado la herencia Saint Laurent por l'Arc de Triomphe. El consumidor objetivo es ahora el joven, que por su edad no ha recibido las mismas influencias culturales que las antiguas clientas de la Rive Gauche, si no que han crecido con iconos de moda como Kate Moss, las gemelas Olsen, y Cory Kennedy.

Lo que más, los botines cubanos de 8 cm. Lo menos, las bufandas extralargas. No tengo ganas de morir a lo Isadora Duncan.

El estilo heroin chic de Hedi Slimane es socialmente más aceptado que el de algunos otros diseñadores como Gaultier o Galliano, mucho más llamativos en sus tendencias. No hace falta ser muy atrevido para llevar unos pantalones pitillo y un abrigo hasta las rodillas. Y lo que para el pueblo llano es más importante, es un estilo fácilmente imitable. No hay necesidad de pagar los rídiculos precios desorbitados de Saint Laurent para tener un look Saint Laurent. Entre cadenas low-cost, tiendas vintage, y mercadillos, puedes componerte un look Hedi Slimane sin romperte la cabeza. Como diría el propio Yves Abajo el Ritz, viva la calle!"

Ni una gota de maquillaje. Un look muy parisino pero ¿ha olvidado Hedi Slimane que YSL tiene una rama cosmética?

Para cerrar el tema comentaré que me desconcierta que ninguna de las modelos llevara maquillaje. Es muy parisino llevar la cara limpia y el pelo impecable, pero teniendo en cuenta que YSL tiene una línea de cosmética no me cuadra mucho. ¿Serán los valores estéticos de Slimane lo suficientemente potentes para rechazar las oportunidades de promocionar otras ramas de la misma compañía?

martes, 20 de enero de 2015

GUCCI, ALESSANDRO MICHEL, TERRITORIO TRAVESTI

No vamos a tener que esperar a los clones de Zara, todos tenemos una madre a la que saquear sus blusas con lazada.

La espontánea retirada de Frida Giannini (con todos mis respetos, una diseñadora que no pasará a la historia) al frente de Gucci, deja a Alessandro Michel a las riendas, que hasta ahora había dirigido el diseño de accesorios, es decir, la principal fuente de ingresos junto a la rama cosmética. El nuevo director creativo presume de traer el futuro al principal grupo del conglomerado Kering.

Alessandro asegura que en sólo cinco días ha tenido tiempo de cambiar el trabajo de Giannini, y no se refiere únicamente a la colección, si no también al casting de modelos, al sitting, al estilismo, y a la banda sonora del desfile, en la que por cierto se incluye una pieza de la película de A Single Man dirigida por Tom Ford.

A la izquierda un look Annie Hall, ahora sólo tienes que encontrar a un director tan chiflado como Woody Allen para que te haga su musa. A la derecha un ejemplo de la importancia de lavar la ropa a la temperatura adecuada.

¿Cuál es la visión de futuro que tiene Alessandro Michel para Gucci? Desde mi punto de vista un fracaso entre el Saint Laurent de Slimane y la moda unisex de Prada, con tintes andróginos de Jean Paul Gaultier pero sin gracia.

Para empezar diré que Conchita Wurst, Andrej Pejic, y Lea T, están más pasadas que la música de los caballitos. Todos tenemos una modelo favorita, a mi me encanta Daphne Groeneveld y asumo que su momento pasó cuando le dio por hacerse  responsable, ir al colegio, y dejar de desfilar. Así que no se ofendan las talifanes de las anteriores top-travestis. El momento androginia ya huele.

No es broma. A la izquierda ideas de estilismo para travestis sin recursos, y a la derecha un look Gossip Girl para los que no hayan pasado página.

Me remonto para crear contextoTom Ford creó un impacto en Gucci, por no decir que lo resucitó, convirtiendo una casa de marroquinería para duquesas y viejas glorias en la marca de moda de los años 2.000. Revolucionó la imagen de Gucci con una estrategia de marketing arriesgada y tan sensual que podría llegar a considerarse hasta pornográfica. Más tarde Frida Giannini tiró de refritos setenteros sin pena ni gloria, aguantando en la cuerda floja. Y ahora llega el maestro Alessandro Michel con nenazas y travestis.

Que conste que a mi me flipa un travesti, me encantan las drags de Galliano y la sensación transformista de Gaultier, pero después de años de latin lovers a pecho descubierto el momento mariflori como que me descuadra un poco bastante. Incluso me parece una falta de respeto para el perfil del cliente Gucci, que más bien me lo imagino metrosexual con cinturones GG y zapatillas de logomanía rollo Rafa Mora.

A la izquierda look de funcionaria que viaja a Marruecos y se siente mística. A la derecha la elegancia está en los detalles: puños y cuello.

No me gustaría estar en la piel de los estilistas que van a tener que calzarles estas piezas a las publicaciones de machotes como GQ y Esquire con las que el grupo Kering tan generoso es...

viernes, 28 de noviembre de 2014

KATE MOSS, EL PRECIO DE LA PUBLICIDAD, Y LAS REVISTAS DE MODA

La edición británica de Vogue de Diciembre entra a formar parte a la colección de portadas coñazo de Mario Testino. 
Mis seguidores ya conocen la personal cruzada que tengo con las revistas de moda, esas publicaciones que toman a su lectora por tonta dándole gato por liebre. Por mucho que me apasione el periodismo, estas revistas de moda no son más que catálogos que responden a intereses comerciales. Es decir, la visión que Vogue (por poner un ejemplo) pueda aportar a un cierto tema no es proporcional a su trascendencia si no a la inversión que esa firma o empresa ha hecho en páginas de publicidad

Los estilistas son capaces de cascarte un jamón Navidul entre unas botas de Givenchy y un bolso de Dior, siempre que Navidul invierta en publicidad dentro de esa publicación o del grupo editorial al que pertenezca. Existe una ley no escrita que de cierto modo garantiza a los clientes que sus productos serán recomendados por la cabecera, y teniendo en cuenta que el espacio físico de una revista es limitado, se anula el espacio para que el periodista investigue de forma independiente y ajena a sus anunciantes.

Todo esto quiere decir que la información que nos llega, por mucho que esté tratada por expertos, es irreal e incompleta. Irreal porque el protagonismo es para mimar a sus clientes, e incompleta porque no se dedica espacio a quien no pasa por el aro.

A continuación comparto con vosotros una tabla con los precios estimados de las publicaciones de moda en España en 2013, elaborada con las fuentes de OJD (Oficina de la Justificación de la Difusión) y el libro de Paloma Díaz Soloaga de Comunicación y Gestión de Marcas de Moda.



¿Qué es de Lottie? Si Chabelita tiene un reality, ¿por qué no puede hacer la hermanísima una portada?

martes, 9 de septiembre de 2014

¿POR QUÉ INDITEX INVIERTE EN LA SEMANA DE LA MODA DE MADRID?

Olvidaos de Amancio Ortega, Pablo Isla es el actual director del grupo Inditex. 

Hace alrededor de dos años la noticia del gigante de Arteixo nos dejaba fríos. ¿Qué intereses se ocultan tras el mecenazgo de Inditex? Las intenciones del grupo textil eran un misterio para la gran mayoría, sobre todo teniendo en cuenta que años atrás estos mismos habían sido vetados en la semana de la moda de Madrid debido a sus polémicos plagios.

A mis oídos llegaban rumores de todo tipo, a cada cual más inverosímil. Unos decían que Inditex iba a presentar su colección en el irrelevante marco de la Mercedes Benz Fashion Week madrileña, otros me aseguraban que Inditex inyectaría a pequeñas empresas de moda del antiguo Cibeles e incluso las anexionaría con los favores de su infraestructura, algunas voces afirmaban que nuestros diseñadores patrios diseñarían colecciones cápsula para las marcas de Inditex, ¡cómo si a alguien le interesara la moda española más allá de Balenciaga!


Los caminos del señor son inescrutables, pero parece que ya empiezo a atisbar por dónde van los tiros. Hace unos meses Pull & Bear, una de las empresas contenidas en Inditex, uniformaba a los recogepelotas del Mutua Madrid Open, un hecho históricamente reservado a Hugo Boss en Madrid, a Ralph Lauren en el US Open, a Fred Perry en Wimbledon, o Lacoste en el Roland Garros. ¿Soy el único que encuentra una diferencia entre estas marcas deportivas de lujo y Pull & Bear?

La respuesta a esta estrategia son tres siglas: RSC, Responsabilidad Social Corporativa. Según el Monitor Empresarial de Reputación Corporativa de 2014, Inditex, Mercadona, y Banco Santander, son las empresas que mejor reputación tienen en España. ¿Cómo puede ser posible entre las polémicas denuncias de plagio, la competencia desleal, o las sospechosas condiciones de producción en el tercer mundo? Está difícil, pero Inditex consigue con sus programas de mecenazgo y patrocinio, una forma de mostrar que la empresa no sólo está interesada en hacer números, sino que también tiene su corazoncito. En resumen, una forma de comprar el prestigio que por otro lado pierden.

viernes, 1 de agosto de 2014

ARRITIMA, EPILEPSIA Y STEVEN MEISEL

Isabeli Fontana y Timo Nuñez en la portada de Vogue Italia Agosto 2014 obra de Steven Meisel.
Como yo no soy ni guapo ni listo, qué consuelo me queda que ser gracioso. El humor es un arma subestimada en mi opinión, necesaria para afrontar los problemas y muy útil para alcanzar objetivos. ¿A quién no le gusta que le hagan reír?

Entre la vanidad, el cinismo, y el fingido complejo de superioridad de la moda, es el humor un recurso desconocido para muchos. Dentro de la monótona masa gris destacan diseñadores como Jean Paul Gaultier o Alber Elbaz, capaces de reírse hasta de su sombra, o fotógrafos como en este caso Steven Meisel.


Españoladas aparte, el primer video es la versión virtual de la portada de Vogue Italia para este mes de Agosto. Isabeli Fontana tocando las castañuelas como una robota ortopédica, enjoyada como María Félix (que por si hay dudas era mexicana, no española), y con atrezzo humano de fondo, Timo Nüñez reducido a hombre objeto. ¡ARTE!


Seguro que muchos recordaréis este segundo video, la campaña de Lanvin para otoño-invierno 2011/2012, con Raquel Zimmermann y Karen Elson bailando lo más desincronizadas posible a ritmo de Pitbull. La simetría del decorado, los movimientos sincopados y repetitivos, y el sentido del ritmo de una tortuga tetraplégica hacen de este comercial una de las mejores obras de Steven Meisel.


Por último una colección que recuerdo especialmente con cariño por haber vivido su boom platanero y chachachá en Nueva York, primavera-verano 2011 de Prada. Era la primera vez que aparecían las gafas Minimal Baroque, que hoy en día son parte de su colección permanente, y los zapatos con plataforma de esparto que han sufrido el mismo destino. Steven Meisel se encargó de fotografiar la campaña y dirigir un video que definiría como epiléptico, con Maria Carla Boscono y Arizona Muse haciéndole el amor a sus bolsos y estolas multicolores en un baile que no se si es tribal o fruto de un exorcismo en directo.