lunes, 7 de abril de 2014

PLAYLIST ABRIL 2014


1.- MØ - Say You'll Be There
2.- Mausi - Losing You / Say My Name
3.- Is Tropical - Dancing Anymore
4.- AlunaGeorge - Attracting Flies
5.- Milky Chance - Stolen Dance
6.- Le 1f - Wut
7.- Janelle Monáe - Dance Apocalyptic
8.- Lily Allen - Air Balloon
9.- The Supremes - You Can't Hurry Love

miércoles, 21 de agosto de 2013

FLASHBACK 1986: MADONNA

Una joven Madonna interpreta la androginia a las afueras de Nueva York con blusón marinero, jeans de talle alto, y chaqueta de cuero al hombro.
Admito que Madonna nunca ha sido santo de mi devoción aunque reconozco su mérito y su capacidad de reinventarse, convertiendo en oro cada tendencia que interpreta. Su sexto sentido para la moda ha conmocionado una vez más a sus seguidores celebrando su 55 cumpleaños con una fiesta temática en Francia inspirada en la malograda María Antonieta, la reina adolescente. Tras el tsunami de fotos en Instagram de la alocada fiesta, he repasado muy por encima su carrera, deteniéndome en el vídeo de Papa don't preach.

De algún modo me he sentido tremendamente inspirado por su look a mediados de los años 80 (sin desmerecer al actual). Una estampa lejos de la Madonna sobreaccesoriada y con maquillaje de mujer de vida alegre, forzosamente provocativa y polémica. El look chicazo, o como dicen las blogueras "tomboy", juega con la confusión entre sexos mucho antes de que Andrej Pejic naciera. Tres décadas más tarde la androginia sigue siendo uno de los recursos más utilizados por diseñadores y estilistas, y esto es posible gracias a que la moda femenina es un sistema abierto capaz de adoptar tendencias naturalmente masculinas, desde un simple pantalón hasta una corbata, sin perder la femineidad.
Italians do it better. La inocencia de una camiseta de algodón y la osadía del ambiguo mensaje bailan en la cuerda floja entre la ingenuidad y la insolencia.
Con claras influencias de los años 50, Madonna remata con un body negro y unos pantalones Capri que recuerdan a Kim Novak en el film Me enamoré de una bruja.

sábado, 10 de agosto de 2013

ANJA RUBIK, PUNKISMO Y REVOLUCIÓN

Anja Rubik tras la lente de Inez & Vinoodh y estilismos de Emmanuelle Alt.
Donde dije digo, digo Diego. Si anteriormente tildé de carnaval el homenaje punk que tuvo lugar en la última gala MET, hoy me trago mis duras palabras con una nueva concepción de lo que apunta ser una de las mayores tendencias en los próximos meses.

Ya sea el punk, el new-rave, o la movida, se tratan de tendencias que nacen de la revolución, del cambio, del progreso. Me temo que no viviremos una segunda revuelta punk, pero en estos momentos de crisis social una rebelión puede ser la luz que nos guíe hacia nuevos ideales. Por suerte o por desgracia, los valores del capitalismo occidental en el que nos encontramos sumergidos son los del dinero, el trabajo, el esfuerzo, el sacrificio, y la aceptación. Aunque desconozcamos la naturaleza de las normas sociales debemos seguirlas y no salirnos del camino que muchos entendemos como "normalidad".

El espíritu punk nos empuja a cuestionar las reglas sociales, a transgredir, hace florecer nuestra conciencia colectiva y nos regala la voz y el derecho a ser escuchados. ¿Por qué debemos ser dóciles? Los grandes cambios en la historia brotan de revoluciones. Podemos cambiar las normas, podemos elegir qué futuro queremos, podemos cambiar el sistema, incluso inventar uno completamente nuevo.

Espero que esta tendencia venga acompañada de un movimiento sociológico con el que recobremos nuestro valor como individuos, y dejemos así de ser un simple rebaño homogéneo. No podemos seguir mirando hacia el futuro con resignación y conformismo. ¡Viva la revolución!
Vogue París, puntera entre las publicaciones de moda, pone toda la carne en el asador apostando por la rebeldía.
¿Seguimos la moda o creamos la nuestra propia?

Las normas no existen en el mundo punk.

domingo, 4 de agosto de 2013

ALEXANDER MCQUEEN, AMERICANISMOS, Y CAMBIOS DE RUMBO

A la izquiera conjunto de chaqueta y short con influencias de sastrería inglesa, a la derecha vestido camisero cortado al biés. Ambos looks con bolsillos XXL emulando los primeros uniformes de trabajo femeninos durante los años 40.
Es posible que su reciente maternidad haya llenado de inspiración la incesante mente de Sarah Burton, dando un sorprendente giro a la trayectoria de Alexander McQueen, aunque respetando el legado que dejó su fundador. Atrás quedó su anglomanía y su filia por las calaveras. Poniendo la vista en el mañana, el futuro está en la tierra prometida: América.

Con un estilo menos Nueva York, y más bien Tejas, Burton dirige la mítica griffe hacia uniformes de trabajo, patchwork vaquero, y croché artesanal. Un estilo hippie y natural, que dista mucho de sus hieráticas monjas.

Sabiendo que las colecciones resort son las primeras gotas de la primavera/verano, no puedo esperar a su próximo desfile. ¿Cambios de rumbo en la casa McQueen o delirio transitorio? Se admiten apuestas.
Dos conjuntos en patchwork vaquero, hecho con once tipos diferentes de jeans. A la izquierda una silla de montar a caballo convertida en clutch.
Vestidos de noche de croché artesanal y variados motivos florales.

VANESSA BRUNO, EASY CHIC, Y EL PERFIL BAJO

Croché artesanal para las nostálgicas de los años 60. ¡Sólo apto para planas!
A pesar de que Anna dello Russo haya afirmado que tener ropa de día es una pérdida de tiempo, Isabel Marant y Vanessa Bruno siguen siendo las reinas del easy chic parisino. Ninguna de sus colecciones innovan en cuanto a diseño, pero sus estilismos son adoptados por las voguettes y copiados por las grandes cadenas de moda rápida.

Sin maquillar y muy mal peinada, Bruno presenta una colección resort sin pena ni gloria, pero una apuesta sobre seguro para las menos atrevidas. Sin presiones ni grandes expectativas, se mantiene en un perfil bajo sin renunciar a la tendencia. En un no muy sorprendente derroche de originalidad, Vanessa recupera el croché de la revolución sexual para su última línea. En concordancia con esta glorificación de los años 60, también hay un espacio reservado para la moda op. Espirales círculos y cuadrados, crean ilusiones ópticas con la novedad de incluir colores neon. Sencillos vestidos en crepe de China y organza con cortes al biés que por primera vez se ofrecen fuera del clásico calendario primavera/verano otoño/invierno.

En resumen, una colección sencilla y sin muchas invenciones, que sin duda copiará hasta el equipo de Induyco. En cualquier caso no se trata de ninguna decepción conociendo la trayectoria de Madame Bruno, que nadie malinterprete mis líneas.
La moda op reinventada en colores neon consigue un efecto psicodélico aunque comedido.
Vestidos en crepe de China (izquierda) y organza cortada al biés (derecha).